El amor no sólo es una emoción, también es un comportamiento. El inicio de una relación de pareja es una hoja en blanco que empezamos a rellenar con nuestra historia de amor. Sin embargo, cada historia incluye tanto alegrías como dificultades a afrontar. Según cómo se manejan se establecen unos patrones de conducta, emociones asociadas y actitudes entre ambos. Cuando no hay sintonía entre éstos, puede haber una pérdida de calidad en la relación de pareja. Asimismo, la falta de satisfacción puede acarrear nuevos problemas. La terapia de pareja con un psicólogo puede fomentar la comprensión mutua, introducir nuevas formas de relacionarse y así reestablecer la armonía.

Consultas frecuentes

Con nuestros psicólogos en Fuengirola

Problemas de comunicación. Dificultades en la intimidad y/o sexualidad. Distanciamiento emocional. Discusiones y conflictos. Desacuerdos en la toma de decisiones. Falta de aceptación del otro. Celos, inseguridad en la relación. Infidelidad y confianza perdida en la otra persona. Rutina y estrés. Problemas en transiciones vitales. Falta de límites con familias de origen… entre otros.

Es fácil sentirse harto/a, pensar que el césped es más verde en el otro lado (estando solo/a o buscando otra pareja). Sin embargo, debemos de considerar la posibilidad de que podamos acabar en el mismo callejón sin salida y que quizá valga la pena intentar mejorar nuestra relación de pareja en terapia de pareja con un psicólogo en Fuengirola.

¿Cómo es la Terapia de Pareja?

El proceso terapéutico

Toda terapia sigue un proceso altamente estructurado. Lo particular de la terapia de pareja radica en que el foco está en la dinámica que aparece entre las dos partes de la pareja. El proceso terapéutico es el siguiente:

El primer contacto puede ser por teléfono, email, WhatsApp o redes sociales. En dicho contacto con vuestro psicólogo Fuengirola podéis comentar vuestra demanda, así como preguntas e inquietudes que podáis tener respecto a la terapia de pareja. Todas las preguntas valen, entendemos que es una gran decisión para vosotros.

En los primeros encuentros llevaremos a cabo una evaluación. Como fuimos diciendo, lo particular de la terapia de pareja está  el foco centrado en la dinámica. Sin embargo, igualmente valoramos vuestras fortalezas como dificultades individualmente y en conjunto  que constintuyen lo que aportáis cada uno a la pareja. De la misma manera recogemos datos sobre los problemas que aparecen entre vosotros. Factores de vulnerabilidad, precipitantes, mantenedores así como parámetros de las dificultades son cuidadosamente evaluados. La evaluación se lleva a cabo a través de la entrevista clínica, registros y tests.

En este paso del proceso terapéutico os devolvemos la información recogida en la evaluación y nuestro análisis de dicha información. El propósito es fomentar la compresión de lo que ocurre en la pareja, cómo se han iniciado los problemas y qué los mantiene en el tiempo. Conjuntamente proponemos los objetivos terapéuticos a lograr y tu psicólogo Fuengirola explica con qué técnicas y estrategias se van a lograr.

Según lo encontrado en la evaluación y los objetivos terapéuticos acordados, se confecciona un plan de tratamiento adaptado a vuestra relación y circunstancias. Se aplican diferentes técnicas para ir mejorando los problemas expuestos. Esto puede implicar tanto sesiones conjuntas como sesiones individuales. Además, tendréis tareas a realizar entre sesiones para seguir el trabajo terapéutico en casa.

Conforme vais avanzando en la dirección deseada vamos espaciando las sesiones cada vez más. La finalidad es que podaís mantener los logros terapéuticos, siguiendo las pautas sin el psicólogo. Cuando los resultados se mantienen estables en el tiempo se da por finalizada la terapia.

«La paradoja del amor es, ser uno mismo, sin dejar de ser dos.»

Eric Fromm

Tal vez te gustaría saber…

Sobre Terapia de Pareja
  • Los psicólogos no somos jueces y por tanto no estamos para decir que uno o el otro tiene razón. Nuestra labor se centra en fomentar la consciencia y entendimiento tanto de uno mismo como empatizando con la pareja para posteriormente construir una interacción más funcional para ambos.

  • Terapia de pareja idealmente no debe de ser la última salida. Más antes abordáis los problemas, menos se enquistan y hay mayor probabilidad de éxito. Esto no significa que no hay esperanza al acudir en un estadio más tardío.

  • Cuando nos quedamos juntos por los niños hay una falta de motivación intrínseca. Busca en tu interior qué te enamoró de tu pareja, lo que te gusta actualmente y qué cosas te gustaría recuperar. Hay una mayor posibilidad de mejorar la relación cuando hay una motivación propia.

  • La terapia de pareja puede servir igualmente para separarse de una forma digna, sin resentimientos, especialmente cuando hay hijos por el medio.

¿Preguntas?