La infancia y la terapia infantil es de especial relevancia ya que será el plataforma sobre el que los niños irán construyendo sus vidas. Las primeras experiencias vitales tienen un impacto importante en el desrrollo físico, cognitivo, emocional y social. Por ello, toda inversión que se haga en esta etapa favorece y facilita el futuro que tanto deseamos los padres para nuestros pequeños.

En Aliv Psicólogos Fuengirola contamos con un psicólogo infantil especializado en la Psicología Infantil que se sustenta en el trabajo de equipo. Trabaja con vuestro/a hijo/a, con vosotros como padres, involucrando los maestros cuando es necesario, De esa manera logramos la mejor intervención para que los niños tengan un comienzo óptimo en la vida.

«A los niños se les debe enseñar a pensar, no qué pensar.»

Margaret Mead

Terapia de Juego

La terapia con niños tiene una metodología adaptada a la edad y al desarrollo cognitivo del niño/a. El psicólogo infantil cuenta con amplios conocimientos sobre esta etapa evolutiva. Por esta razón, sabrá emplear un lenguaje adecuado según edad. No obstante, el mayor medio de comunicación serán dinámicas lúdicas. Es decir, el juego es el medio por el cual el psicólogo evalúa y trata a los pequeños. De esta manera, el niño podrá expresar y elaborar emociones, problemas y preocupaciones de forma divertida. Destacar que los padres tienen un rol activo en la terapia infantil.

¿Cómo es la Terapia Infantil?

Fases en la Terapia con Niños

Todas las terapias, siendo con niños, adolescentes y adultos, siguen una estructura. Los mismos tienen ciertas variaciones según características y necesidades. En el caso de la terapia infantil, el proceso terapéutico es el siguiente:

Habitualmente, uno de los progenitores inician el contacto. Cuando buscáis un psicólogo infantil para vuestro hijo/a entendemos que pueda despertar cierta inquietud. Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, y cualquier pregunta que nos queráis hacer será recibida con comprensión y empatía.

La primera sesión de evaluación que se realiza con los padres. En la misma se os informa detalladamente sobre el proceso y el psicólogo recoge información relevante sobre vuestro hijo/a. Preguntará sobre sus primeros años de vida, hitos evolutivos, sobre diferentes aspectos y ámbitos en la vida del niño o la niña, por mencionar algunos. Tras esta primera sesión informativa y de evaluación siguen sesiones con el/la pequeño/a. En las mismas se evaluarán la problemática expuesta por vosotros a través de actividades lúdicas.

Una vez terminada la evaluación, los padres asisten a una sesión en la que se les informan sobre los resultados. Asimismo, se les explica la problemática desde todas sus dimensiones. Tambíen se acuerdan los objetivos terapéuticos y con qué estrategias se van a lograr.

Con los objetivos terapéuticos fijados se inicia el tratamiento en el que, por medio del juego, se interviene en conductas y emociones problemáticas y difíciles para el/la niño/a. Durante el tratamiento los padres tendrán un contínuo feed-back y tareas a realizar en casa para tener una continuidad en los avances.

Conforme se van alcanzando los objetivos terapéuticos, el psicólogo infantil va espaciando las sesiones. De esta manera comprueba que los resultados de la terapia se mantienen en el tiempo. Se hacen ajustes y refuerza algunas técnicas en el caso de que haga falta.

En Terapia Infantil

Consultas frecuentes
  • Problemas de conducta como agresividad, desobediencia, impulsividad, inadaptación, falta de habilidades sociales, adicciones (p. ej. a las nuevas tecnologías), déficit de atención e hiperactividad.

  • Miedos y ansiedad como pueden ser las fobias, ansiedad generalizada, obsesiones y compulsiones. También conlleva ansiedad por separación o ante exámenes, pesadillas y terrores nocturnos, así como estrés postraumático a consecuencia de malos tratos o abuso.
  • Problemas en el estado de ánimo que se manifiestan como cambios de humor, cansancio, apatía, tristeza, depresión o tras sufrir una pérdida (duelo).
  • Dificultades en el ámbito escolar pueden ser problemas de aprendizaje o por lo contrario altas capacidades, fracaso escolar, falta de motivación, trastornos de aprendizaje (Dislexia, Disfrafía, Discalculía) y trastornos del habla y del lenguaje.
  • Los problemas relacionados con el autoimagen son: la timidez, bajo autoconcepto o baja autoestima, y aislamiento social.
  • Problemas de eliminación como la Eneuresis y Encopresis.
  • Trastornos de la conducta alimentaria pueden ser inapetencia o Pica (ingesta de sustancias no comestibles), Anorexia y Bulimia (pueden aparecer en la infancia, aunque suelen aparecer en la adolescencia).
¿Quieres consultar tu caso?