Los terrores nocturnos y pesadillas en niños son mucho más frecuentes que el insomnio en la infancia y por lo general se solucionan solos con el paso del tiempo. No obstante, cuando suceden con una alta frecuencia y se cronifican en el tiempo, pueden alterar gravemente la calidad del sueño del niño/a y de los padres y con ello, al resto de actividades cotidianas durante el día.

En este artículo aprenderás a diferenciar entre terrores nocturnos y pesadillas en niños. Hablaremos sobre factores que favorecen su aparición y finalmente se propondrán pautas de intervención para los padres.

Terrores nocturnos y pesadillas en niños

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN?

A continuación vamos a exponer las diferencias que hay entre terrores nocturnos y las pesadillas en niños.

Pesadillas en niños

  • Son ensoñaciones complejas que provocan miedo intenso o ansiedad y terminan despertando al niño/a.

  • Al despertar, sigue estando asustado y nervioso y presentar dificultades para volver a dormirse. Puede haber sudoración y taquicardias.

  • En ocasiones, los niños/as asocian el sueño con las pesadillas y desarrollan aversión al momento de irse a la cama.

  • Al despertar, el niño/a recuerda todo lo soñado, pudiendo describirlo con detalle como si realmente lo hubiera vivido y llegar a confundir el sueño con la realidad.

  • Aunque las pesadillas en niños se pueden producir en cualquier momento, son más frecuentes en la segunda mitad de la noche, hacia el amanecer.

  • Se inician entre los 3-6 años aunque son más frecuentes entre los 8-10 años.

Terrores nocturnos

  • Son episodios repentinos de terror aparente durante el sueño en los que el niño/a comienza a gritar y llorar angustiado manifestando miedo intenso, siendo muy difícil despertarlo o calmarlo.

  • Apenas duran unos minutos y finalizan de forma espontánea.

  • Durante el episodio suele mantener los ojos abiertos y la mirada fija, pero en realidad, no ve ni oye lo que está ocurriendo y tampoco responde a estímulos externos ni suele recordar lo sucedido.

  • En ocasiones, el niño/a se despierta de forma brusca y le cuesta reconocer a los que le rodean. En caso de recordar el terror, tan sólo son imágenes fragmentadas.

  • Los terrores nocturnos son más frecuentes durante el primer tercio de la noche (fase del sueño más profundo).

  • Se inician alrededor de los 2-3 años, siendo más frecuentes entre los 4-7 años.

Factores asociados a la aparición de pesadillas en niños

  • El que aparezcan pesadillas en niños de manera ocasional es algo completamente normal.

  • A veces, podrían estar ocasionadas a raíz de algún suceso que haya dado miedo al niño o niña: una película, un videojuego, una riña de los padres, una pelea de los amigos en el colegio…

  • Las pesadillas son más frecuentes en niños inseguros sometidos a un estrés psicológico y social intenso.

  • Normalmente cesan solas con el tiempo.

Factores asociados a la aparición de terrores nocturnos

  • Los terrores nocturnos pueden desencadenarse por sueño insuficiente, horarios de sueño irregulares, fiebre o enfermedad, por tomar algunos fármacos o por estrés.

  • Son más frecuentes en niños que en niñas.

  • Llegar al final del día muy cansado puede provocar un sueño muy profundo donde se produzcan los terrores nocturnos.
  • En pocos casos están relacionados con problemas psicológicos del niño/a.

  • Suelen existir antecedentes familiares (el padre o la madre los ha padecido de pequeño).

  • Al igual que las pesadillas en niños, cesan por lo general con el tiempo, sin necesidad de ningún tratamiento específico.

¿Qué pueden hacer los padres?

Ante las pesadillas en niños

Para el tratamiento de las pesadillas en niños crónicas, la Técnica de repaso en la imaginación es la que ha recibido mayor apoyo empírico. Esta técnica puede dividirse en tres fases:

1. Seleccionar y escribir una de sus pesadillas.
2. Elaborar y escribir una nueva versión de la pesadilla. Presentarla a los padres y comentarla entre todos.
3. Repasar mentalmente la nueva versión, dedicando cada día a este repaso entre 5 y 20 minutos.

Además, es aconsejable seguir las siguientes recomendaciones:

  • Es bueno tranquilizar al niño/a, transmitir seguridad y permanecer a su lado cuando aparecen las pesadillas en niños.

  • Recalcar que ha sido sólo una pesadilla. Si habla sobre ella en ese momento, explicarle que al día siguiente hablaréis del contenido de la pesadilla o de aquello que pueda estar preocupándole.

  • Evitar llevarlo a vuestra cama. Se le puede dejar algún objeto que le proporcione seguridad o una pequeña luz encendida.

  • Evitar determinadas películas, programas, juegos o cuentos de terror antes de dormir.

  • Si el contenido del sueño se repite con frecuencia, podéis investigad aquellos factores que puedan estar causándole estrés o ansiedad. Tratad de hablar sobre ellos y serenarlo.

Ante los terrores nocturnos

Para el tratamiento de los terrores nocturnos, la Técnica de los despertares programados es una de las intervenciones más prometedoras.

Consiste en que una hora antes de la habitual en la que el niño/a tiene el terror nocturno, intentemos despertarlo, aunque no del todo. Basta con que el niño responda quejándose levemente. Así sabremos que hemos interrumpido el ciclo de sueño, impidiendo que llegue a la fase de sueño más profundo en la que los terrores nocturnos aparecen.

Los despertares programados se mantienen hasta que el niño consigue 7 noches seguidas sin episodios, comenzando entonces la retirada del procedimiento de manera muy gradual.

Concluyendo

SOBRE TERRORES NOCTURNOS Y PESADILLAS EN NIÑOS

Tanto terrores nocturnos como pesadillas en niños son comunes en la edad escolar y la mayoría de las veces desaparecen a medida que crecen. Sin embargo, si son muy habituales, el niño está cansado o somnoliento durante el día o si se alteraran los hábitos de toda la familia, se debe valorar la búsqueda de apoyo profesional de un psicólogo para poder garantizar el descanso y así, la salud de todos.

En Aliv Psicólogos Fuengirola contamos con un psicólogo infantil especializado en el caso que consideréis necesario acudir a un centro de psicología.

Miriam García. Psicóloga Fuengirola

Este artículo es la segunda parte de una serie de artículos centrados en los trastornos del sueño en los pequeños. En la primera parte nuestra psicóloga infantil profundiza en el insomnio infantil – el insomnio en los niños.

Insomnio infantil

Como psicólogos en Fuengirola tratamos todas las poblaciones y edades. A continuación ofrecemos un artículo sobre el insomnio en adultos y cómo mejorar el sueño.

Insomnio en adultos